Lava tu alfombra interior o exterior utilizando una taza de vinagre blanco Traverso diluido en un balde de agua tibia, frota la alfombra con una escobilla y luego enjuague con la manguera.