Para que tu inodoro brille, vierte una taza o más de vinagre blanco Traverso diluido y déjalo reposar unas horas y si prefieres, toda una noche. Luego frótalo bien con un cepillo de inodoro y enjuaga.