Restaura tu ropa amarillenta dejándola remojando una noche en 12 partes de agua tibia por 1 parte de vinagre. Lava al otro día.