El jugo de limón puede ayudar a reducir el dolor de muelas cuando se aplica directamente en la zona dolorida. También funciona para casos de encías sangrantes y es un gran aliado para blanquear los dientes y combatir el mal aliento.
*Sugerencia Referencial Uso de Producto