Para eliminar cualquier acumulación de sarro en el cabezal de la ducha, vierte ½ de bicarbonato de sodio y una taza de vinagre blanco Traverso en una bolsa de sándwich o plástico y átala al cabezal con un elástico o cinta adhesiva. Deja actuar el líquido durante una hora después de que se haya detenido el burbujeo. Retira la bolsa y luego da el agua.