El fantástico picor del Ají

 

Conoce más sobre el ají:

Conozcamos más acerca del pimiento, chile o más conocido como el ají.

Se calcula que el ají viene siendo parte de nuestras comidas desde hace 9.500 años. Se sabe que los pueblos prehistóricos en distintos lugares de Sudamérica y Centroamérica consiguieron crear especies distintas de ají. Los Aztecas utilizaban el chili como condimento del chocolate y realzar el sabor de las comidas, mientras que los Incas utilizaban el ají para preparar el pescado crudo, en lo que posteriormente tras la llegada de los cítricos españoles, el ceviche.

 

Colón en su primer viaje conoció la planta cuyo fruto picaba tanto o más que la pimienta negra y le puso el nombre de pimiento rojo.

Primero fue reconocido como axi, del idioma taíno que se habla en las Antillas Mayores, luego por deformación del lenguaje se le llamó ají.

 

El ají tiene infinidad de nombres como morrón (Argentina, Uruguay), ají guao (Cuba), chile (México), pimiento, pimentón (Bolivia, Colombia, Ecuador, Chile), rubra o biquinho (Brasil), ajicito (Puerto Rico), ají chombo (Panamá), locote (Paraguay) chiltoma (Nicaragua), o gustoso (República Dominicana). Se consume como vegetal o como adobo y puede ser preparado asado, crudo, cocido, relleno, seco, al horno y en polvo.

En la cultura chilena y latinoamericana existen diversas variedades, como lo son los ajíes amarillos, verdes y de color rojo, su diferenciación es básicamente el picor que pueda entregar cada uno en tus comidas.

 

Lo que determina el picor en el ají es la capsaicina, que es el componente activo que produce la sensación de calor y se mide en unidades en la escala de Scoville o con cromatografía de líquidos ya que es de alta resolución y mucho más preciso para medir el contenido de capsaicina en los ajíes.

Una de las mayores producciones en Chile de ají es el del llamado “Cacho de Cabra” que se origina principalmente en la región de la Araucanía, la variedad es la base para que los mapuches obtengan merkén.