El intenso sabor de los Acetos Balsámicos

 

Conoce más sobre los Acetos Balsámicos :

El Aceto Balsámico proviene de la cuna de los griegos y romanos, tierras en donde se dio a conocer por primera vez el vinagre balsámico o aceto balsámico. No se sabe exactamente cuándo fue descubierto este maravilloso condimento, pero para el siglo X ya era conocido.

 

Recibe su nombre debido a que era utilizado para complacer a la nobleza, también tenía fama de ser un remedio contra los dolores estomacales y el reuma.

La receta del aceto permaneció por mucho tiempo en secreto y es originaria de la provincia de Módena, al norte de Italia. Lo que convierte a esta región en un punto importante en el mapa gastronómico Internacional. Se comenzó a popularizar a comienzo de los 80’ y al día de hoy es un elemento indispensable dentro de la cocina gourmet.

Es interesante saber que el proceso de elaboración de este vinagre de tono dulzón y fuerte tiene un proceso de añejamiento que puede ser de hasta doce años.

Primero se produce la fermentación alcohólica de las uvas y luego el añejamiento del mosto (jugo cocido de la uva) Consiste netamente en hervir a fuego lento hasta obtener una reducción de un 40 a un 50% del agua. Se mezcla este vinagre con otro más viejo y es colocado en barriles de diferentes tipos.

El resultado es una perfecta combinación entre un sabor dulce y aroma intenso que te acompaña para crear increíbles platos dignos de paladares exigentes.