Elimina fácilmente las manchas de café que se pegan en tu taza favorita con una rebanada de pan empapado en vinagre blanco Traverso destilado. ¡Deja el pan una noche dentro de la taza y luego retíralo, lava tu taza como de costumbre y listo!