Limpia la grasa de las rejillas de tu horno o cualquier lugar donde la grasa se acumule con una esponja empapada en vinagre blanco Traverso destilado y agua tibia.