Las hortensias aman el acido, riégalas con un poco vinagre blanco de vez en cuando y agrega abundante agua con la manguera de tu jardín.