Este secreto aparte de ser útil es muy relajante. Haz una combinación de vinagre blanco con agua tibia y remoja tus pies durante unos 30 minutos, veras como las callosidades se volverán blandas y fáciles de retirar.
*Sugerencia Referencial Uso de Producto