Remoja tus jeans en agua fría y vinagre Traverso. Luego lava como de costumbre. Esto ayudará a que tus jeans no pierdan el color ni la textura.