Si quieres eliminar los residuos de comida, deja reposar tus tablas con agua tibia y vinagre de vino blanco por unos 20 minutos y luego enjuaga con abundante agua, quedarán como nuevas.