Los sorprendentes beneficios de los Encurtidos

 

Conoce más sobre los encurtidos: Las conservas y encurtidos son métodos de conservación muy antiguos, originados por la necesidad de conservar las cosechas de la temporada. Al sumergir las verduras en vinagre ocurre un proceso de fermentación natural a temperatura ambiente. En este proceso actúa la bacteria del ácido láctico el cual aumenta la acidez de las verduras con el objetivo de darle una vida más larga a estos. Los encurtidos se pueden conservar durante meses. Cabe destacar que el vinagre tiene que ir acompañado por sustancias antimicrobianas y hiervas fragantes como la mostaza, el ajo, canela o clavos de olor, entre otros.

¿Cuándo comenzó la técnica del encurtido?

Este proceso de encurtir, es una de las técnicas de conservación de alimentos más antiguas que se conoce, se dice que data de 2300 a. C. Dicen que la belleza de cleopatra venía de los alimentos encurtidos.

Se hizo más fácil e higiénico durante la década de 1850, cuando aparecieron dos herramientas esenciales tales como la cera de parafina creada por un químico escocés por el nombre de James Young y unos años más tarde Jhon Mason patentó el primer frasco de vidrio, un vidrio tan grueso y pesado que era capaz de tolerar altas temperaturas usadas en Canning y procesamientos de encurtido.

Hoy en día existe una variedad inmensa de encurtidos, comenzando por los dulces, agrios, salados calientes, fríos, etc. Y se pueden hacer encurtidos con coliflor, rábanos, cebollas, espárragos y un sinfín de otras verduras y frutas. Por todo el mundo podemos encontrar tal cantidad de encurtidos para satisfacer todos los gustos.

Encurtidos por el mundo: Cuando los ingleses llegaron al nuevo mundo, llevaron su método para crear pepinillos dulces en vinagre, azúcar y jarabe de especias. También desde Europa del este introdujeron diversas formas de la col lacto-fermentado, más conocido por nosotros como chucrut, muy usado para acompañar nuestras propias preparaciones chilenas.