Si tu mantel favorito se manchó con jugo de arándano, vierte en la mancha una solución de ½ cucharada de detergente con vinagre blanco y un litro de agua fría. Deja reposar por 15 minutos. Lava con agua fría como de costumbre.