Si sufres de un cuero cabelludo seco y escamoso, entonces el jugo de limón puede ser la respuesta para ti. Frota una cucharada de jugo de limón Traverso mezclado con una cucharada de miel en tu cuero cabelludo y luego, lávalo con champú y enjuágalo como haces siempre.