Elimina la grasa que se acumula alrededor de los quemadores haciendo una pasta de bicarbonato de sodio con un poco de vinagre blanco Traverso. Déjalo reposar unos minutos para que la grasa se despegue y luego retíralo con agua caliente y una esponja, verás como la grasa se suelta fácilmente.