Gracias a sus propiedades el Aceite de Oliva te ayuda a retener la humedad, mezcla en partes iguales Aceite de Oliva con el agua en un recipiente con tapa. Agita bien y frota en las quemaduras solares.