Sazona tus comidas con Salsa de Soya

 

Conoce más sobre la Soya: La historia del frijol de soya se remonta hace más de 5000 años, específicamente en Asia. Cuenta la leyenda que fue el emperador chino Sheng-Nung quien la descubrió.

Es sabido que los países y culturas asiáticas llevan milenios consumiendo productos de soya o derivados de esta y que muchas personas de la comunidad científica atribuyen su longevidad a su alimentación rica en soya, debido a sus beneficios en la salud cardiaca y alto contenido de proteína.

No es secreto para nadie que, en este lado del mundo, la gama de productos de soya es bastante apetecido por el gran sazón y exótico sabor que otorga a las comidas. ¿Cómo fue que un producto de origen asiático, se volvió tan popular en el mundo occidental? En primer lugar, el frijol de soya fue llevado para ser cultivado a los Estados Unidos en el siglo XVIII, pero lamentablemente la mayoría fue utilizado para la alimentación y engorda de ganado. Sin embargo, a principios del siglo XX y gracias a personajes conocidos, como Henry Ford, fue que se popularizaron sus bondades culinarias.

Así lentamente la soya comenzaría a formar parte de la dieta regular de los habitantes de América del Norte. Posteriormente fue llevado a diferentes partes del nuevo mundo, donde provocó el mismo impacto. Hoy la podemos encontrar en todos lados y prácticamente en cada país.

Los productos derivados de ella hoy son fabricados en masa y bajo estrictos controles, por lo que la calidad de estos ha aumentado considerablemente. Es sin duda alguna el sazonador por excelencia, es una tradición en la comida china, infaltable para la gastronomía japonesa y un deleite en algunos platos peruanos.