Ahora es posible sacar cualquier stickers que dejen tus hijos o que tú ya no quieras en tu baño con vinagre de manzana calentado. Lo pasas sobre el lugar y listo.