La albahaca tiene un gran poder de drenaje que actúa no sólo en los muslos, sino también en el estómago y en los glúteos, prepara tu infusión al hervir un poco de agua, apagar el fuego, y añadir unas hojas de albahaca, unas hojas de menta y de laurel. Deja reposar la infusión durante diez minutos, bebe fría y no más de dos veces al día.
*Sugerencia Referencial Uso de Producto