Con vinagre blanco Traverso es posible dejar tus ventanas como nuevas, simplemente diluyendo una taza de este en un litro de agua. Limpias, brillantes, como nuevas.